Articulos
Cáncer de ovario otro asesino silencioso.

Cáncer de ovario otro asesino silencioso.

 

6 señales y 3 datos importantes:

 

Los quistes del ovario pueden llegar a desarrollar cáncer. El cáncer ovárico es uno de los cánceres ginecológicos más agresivos y con un alto índice como causa de muerte.

Por grupos de edad ocupa el 3er lugar en México de los cánceres de la mujer entre los 30 y 69 años de edad pero ocupa el primer lugar en las mujeres menores de 19 años y hasta los 29 años; se reporta como el 5º lugar en el mundo. La edad de presentación con más frecuencia está éntrelos 55 y 60 años. 
 
No existe una causa exacta o comprobada para su formación por lo que todas las mujeres deben poner mucha atención a los síntomas. Aunque en la mayoría de los casos no se tiene un factor de riesgo asociado podemos mencionar que los riesgos son heterogéneos e influyen de forma independiente a las características de cada mujer:
 
-Entre menos hijos tengas, se incrementan las posibilidades o en cuanto más tiempo tardes en embarazarte el riesgo igualmente aumenta.
 
-Si alguien de tu familia ha presentado algún tipo de cáncer de cualquier tipo, el riesgo aumenta para ti y si es de mama aún más.

Síntomas:

Lo terrible de esta enfermedad, es que sus síntomas son fáciles de confundir con una infección.

Falta de apetito, sensación de plenitud

Los ciclos menstruales si los presentan se ven alterados.

Problemas digestivos como distensión, colitis de ahí que exista confusión y dificultad en hacer el diagnóstico.

Dolor de espalda y vientre con aumento de volumen.

Sangrados anormales y abundantes. 

 

Existen pruebas como el ultrasonido pélvico, la resonancia magnética, pruebas de sangre en búsqueda específica del cáncer, que pueden ayudar en su reconocimiento y pronta intervención. Desafortunadamente este tipo de cáncer con ninguna de estas pruebas se puede diagnosticar en las primeras etapas de su desarrollo, de ahí la importancia tanto de observar como conocer cambios en tu cuerpo.

Puedes prevenir el cáncer de ovario… como podrías prevenir muchas otras enfermedades:

VIDA SANA: Alimentación que no incluya producto enlatados y altos en grasas

Practicar deporte.

Mantener tu peso ideal.

Cumplir con el propósito de tus órganos reproductivos, amamantar.

Tener actitudes sanas, y por supuesto realizarte un chequeo anual con tu ginecólogo.

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *