Articulos
El uso de anticonceptivos y la obesidad

El uso de anticonceptivos y la obesidad

El uso de la anticoncepción segura y efectiva en las mujeres que no desean concebir es de suma importancia para la prevención de embarazos no deseados. 
Dado que las mujeres con condiciones crónicas como la obesidad tienen un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con el embarazo, el uso correcto de anticonceptivos es especialmente importante. 
Es bien sabido que algunos métodos anticonceptivos ofrecen beneficios médicos no anticonceptivos, tales como la reducción en el riesgo de cáncer de endometrio y cáncer de ovario y la disminución de sangrado menstrual.
 
Históricamente, la investigación de anticonceptivos ha excluido a las mujeres obesas y con sobrepeso de los ensayos clínicos que abordaron la eficacia, por lo que la consejería a mujeres obesas sobre sus opciones anticonceptivas puede ser un reto.
El riesgo de fracaso anticonceptivo es mayor en las mujeres obesas que usan el parche anticonceptivo, píldoras anticonceptivas orales combinadas y los implantes anticonceptivos.
 
La OMS clasifica a los anticonceptivos intrauterinos (DIU), los implantes anticonceptivos, los anticonceptivos de depósito (Inyecciones) y a las píldoras sólo de progestina como clase 1, lo que significa que no hay restricciones en el uso de estos métodos para las mujeres obesas.
 
La obesidad es un factor de riesgo independiente para la trombosis venosa (TEV) y este riesgo es mayor en las usuarias de anticonceptivos que contienen estrógeno (Las píldoras anticonceptivas, el parche anticonceptivo y el anillo anticonceptivo se encuentran en este grupo).
 
Sugerimos la anticoncepción intrauterina (DIU) sobre otros métodos ya que tiene una muy baja tasa de fracaso, no se asocia con aumento de peso y no expone a la mujer a los riesgos potenciales asociados con los anticonceptivos que contienen estrógeno.
Por otra parte, existe una buena evidencia que demuestra que el uso de anticonceptivos no está asociado con el aumento de peso o la interrupción de un anticonceptivo debido al aumento de peso.
Procedimientos como la cirugía bariátrica u otros como la derivación el balón gástrico que causan malabsorción, pueden interferir con la absorción de los anticonceptivos orales, lo que reduce su eficacia. Así que si se usa en estas pacientes la anticoncepción hormonal, sugerimos anticonceptivos hormonales no orales sobre los anticonceptivos hormonales orales.
Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *